miércoles, 29 de septiembre de 2010

Configuración del ambiente de trabajo utilizando el panel de control.

Personalizar la apariencia de nuestro sistema es un aspecto a tener en cuenta si vamos a pasar mucho tiempo delante del ordenador. No sólo por la estética, sino para que sea lo más cómodo posible para la vista.

La ventana de personalización
Desde la ventana Personalización podremos cambiar el aspecto del escritorio y las ventanas.
Personalizar

La forma más rápida de acceder a ella es haciendo clic con el botón derecho del ratón en una zona libre del Escritorio, y elegir la opción Personalizar en el menú contextual. O también, podemos acceder desde el Panel de control > Apariencia y personalización > Personalización.
En la ventana vemos todo lo que podemos personalizar:

  1. A la izquierda hay un menú que nos permite personalizar los iconos del escritorio, los punteros del mouse o la imagen que utilizamos en el inicio de sesión de nuestro usuario.
  2. En la parte central superior encontramos los temas incluidos en Windows 7 y podremos saber cuál estamos utilizando actualmente.
  3. En la zona central inferior vemos los distintos componentes que conforman un tema, desglosados, para poder personalizarlos por separado. En color gris nos indicará cuál es la opción que estamos utilizando actualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada